Un Amor de Madre

Un Amor de Madre


Dedicado a mi madre y en general a todas la madres en su memoria y porque ¡¡¡ Son un Amor!!!

Querida Mamá!!!

Gracias por la vida, por todo tu amor inmenso que me regalaste, por traerme a este mundo y enseñarme a vivirlo, desde una mirada amorosa, positiva y agradeciendo los aprendizajes que ofrece.

Gracias por todas las enseñanzas, experiencias, saberes y visiones que me has transmitido y que me han permitido percibir las circunstancias desde un prisma distinto, empatizando y sintiendo a los demás como una parte de un engranaje vivo.

Me enseñaste a liberarme del miedo, del que dirán, de los prejuicios, la vegüenza y las envidias.
También me enseñaste a valorarme, a cuidar y dejarme cuidar, a respetar y hacerme respetar, a comprender y hacerme comprender, a vivir con amor y consciencia.

Me mostraste tu forma de ser entregada a combatir injusticias, con genio cuando hace falta, sensible, risueña, atrevida y alegre esta forma de ser que he integrado y adaptado en mi, evolucionando la raza, como siempre decías.

Elegiste la profesión de maestra pues te apasiona ayudar y enseñar, te motiva aprender a mejorar y descubrir como ser la mejor versión que podemos ser, transmitiendo tu magia a muchas generaciones de preescolares en el colegio y más allá del colegio siempre cuidadora de toda la infancia.

En estos años hemos tenido momentos muy felices disfrutando, jugando, cantando y bailando, disfrazándonos, yendo a la playa, la montaña, reuniones familiares, campings…

Gracias por todos los regalos que me hiciste, ofreciéndome muchas actividades, campamentos, experiencias en las que poder ser independiente y siempre me apoyaste incluso sin estar de acuerdo conmigo.

También hemos tenido momentos de lucha de poder, de culparte por cosas que no tenías culpa, de creer que tengo la razón o de que estaba por encima de ti, la edad del pavo lo llaman, siento no haberme dado cuenta en ese momento que sólo querías lo mejor para mi. Gracias por haberme ayudado a entender que amando incondicionalmente el rencor se disuelve fácilmente.

Has contribuido a hacerme mejor persona y has incidido mucho en que trate a los demás como quiero ser tratado, haz el bien y no mires a quien y todas esas frases que escribías en casa.

Ahora, que acabas de fallecer, tu cuerpo ya no está, nos queda tu esencia en la consciencia que queda en los que pudimos conocerte, esa conciencia sigue viva en nosotros y nos conecta contigo, a tu esencia en tu dimensión extracorporal lo que otros llaman espíritu o alma, siento que nos cuidas, nos percibes desde el amor incondicional, el no juicio…

Desde tu fallecimiento siento como tu esencia se hace más presente en mi consciencia, ahora no estás limitada en un cuerpo, vives en todas las huellas que dejaste en tu existencia corpórea, siento como esa consciencia en mi, se hace fuerte, ha aumentado mi amor por la vida, se ha eliminado mi miedo a la muerte, disfruto de los instantes con más presencia, sintiendo que me acompañas y disfrutas conmigo. Animándome a salir del pozo, cuando me despisto del presente y el amor, cuando insconscientemente entro en juicio, me estreso, me preocupo, me frustro, me deprimo, me enfado… de repente me acuerdo de tu fuerza vital que me demostraste y me sale una fuerza interior que me ayuda a valorar la presencia y encontrar la luz de cada momento.

Recapitulo momentos contigo,aprendizajes, valoro y agradezco y eso para mi es el luto, me emociono, con amor, sin caer en la pena, dejando que la tristeza de no poder verte, pase sin retenerse, pudiendo trascender el apego a tenerte y disfrutArte desde otra nueva experiencia de vida.

Muchas veces te siento alegre por mi, y decido percibir este momento como si fueras tu, lo que te gustaría compartir ese momento y se despierta una parte de mi que habita el recuerdo de tu consciencia, la esencia que compartiste conmigo y todavía compartes sigues contribuyendo a mi vida.

Me imagino que quien te haya conocido en distintas etapas de tu vida o de distintas formas tengan recuerdos de tu consciencia distintos, lo mismo me sucede a mi desde la madre entregada al cuidado, que se sienta conmigo a ver la tele para que pueda entender mejor las cosas, la que responde a mis preguntas de la mejor manera, la que me cuidaba cuando estaba enfermo, la que marca límites para no dejar que te pasen por encima, la que me ayuda a entender, la que aunque no entienda respeta, la que me ama haga lo que haga.

Tu esencia se ha manifestado de distinta manera y ahora puedo quedarme con lo mejor y que me sirva de impulso y motivación para ser mejor persona.

Ahora no me hace falta usar el móvil para hablar contigo, no tengo una respuesta sonora aunque si una respuesta desde la gratitud….

Por eso creo que cada vez que te recuerdo, del latín re-cordis (cordis= corazón),volver a pasar por el corazón, te revivo en esta experiencia de vida, cuando escucho una historia tuya, doy gracias por haberte disfrutado en vida.

Seguiremos transmitiendo tus valores y saberes, evolucionándolos y permitiéndote contribuir más haya de tu vida corporal porque sigues viva en nuestros corazones.

Gracias Mamá, te amo mucho y cuido tu legado en mi, elevándolo y transmitiéndolo.